¿Cómo me maquillo con esponja?

¿Cómo me maquillo con esponja?

La esponja para aplicar maquillaje se ha convertido en un instrumento muy útil y común en nuestra vida cotidiana. Es una forma cómoda e innovadora que te ayudará a extender la base de maquillaje líquida uniformemente. También te ayudará a evitar que unas zonas acumulen mayor cantidad de base que otras.

via GIPHY

Desde Fussy, queremos daros unas pautas para que, si elegís este método para la aplicación de maquillaje, lo hagáis de forma correcta y logréis el mejor resultado en vuestra piel. ¡Atentas!

  1. Limpia tu cara con agua y jabón. Para que tu maquillaje luzca lo mejor posible y se aplique de forma uniforme, no debemos saltarnos este paso. Es muy importante limpiar nuestro cutis para que el maquillaje fluya. ¡Sécate la cara y a por el paso 2!
  2. Hidrata tu piel. Una vez hemos secado nuestra cara, debemos hidratarla bien con crema hidratante o bien con prebase. Esta segunda opción ayudará a fijar nuestro maquillaje y disimulará las imperfecciones que tenga nuestro cutis. Después, esperaremos unos minutos a que nuestra piel absorba la crema.
  3. Humedece la esponja. Sumerge o moja completamente tu esponja con agua. A continuación, escúrrela bien para que se mantenga totalmente húmeda pero no tenga exceso de agua. Si quieres, puedes ayudarte a retirar parte de esa agua con una toalla o paño.
  4. Vierte el maquillaje en el dorso de tu mano. Coge una pequeña cantidad, ya que si necesitas más, podrás repetir este paso.
  5. Coge el maquillaje con la esponja. Realiza pequeños movimientos hasta que la superficie de tu esponja esté cubierta por una capa de maquillaje uniforme.
  6. Aplica el maquillaje mediante toquecitos. Es conveniente que empieces a maquillarte por la parte media del rostro (frente-nariz-mentón). Después, extiéndelo por las mejillas hacia la parte exterior de tu cara. Utiliza la parte estrecha de la esponja para las zonas que necesitan mayor atención (aletas de la nariz, párpados inferiores y labio superior).
  7. Fija tu base. Espera unos minutos a que tu base se asiente. Si quieres, aplica polvos traslúcidos para sellarlo antes de continuar con el maquillaje.
  8. ¡Lava tu esponja! Ahora que estás lista para salir a la calle luciendo un maquillaje perfecto, no olvides limpiar tu esponja y dejarla que seque hasta el próximo uso. Próximamente, os contamos la forma correcta de limpiar nuestras esponjas.

¡Ya tienes todos los pasos a seguir para un maquillaje 10! Ahora solo tienes que preocuparte por elegir la esponja que más se ajuste a ti.

¡Síguenos, da 'me gusta' y comparte!