Cómo limpiar correctamente tus cepillos de pelo

Cómo limpiar correctamente tus cepillos de pelo

Seguro que te encanta cepillar tu pelo cuando el cepillo está completamente nuevo y limpio. Los resultados, también son mejores, puesto que tu pelo brilla más y no se impregna de suciedad. Para que siempre tengas esta sensación en el cepillado, debes limpiar tus cepillos de pelo y mantenerlos en buen estado.

¿No te parece importante? Quizá te lo pienses dos veces si te decimos que en tu cepillo de pelo se acumulan a diario sustancias como polvo, grasa, pelusas, productos capilares, células muertas de la piel y, por supuesto, ¡gérmenes!

via GIPHY

Sigue estos pasos para limpiar correctamente tus cepillos. ¡Es muy fácil!

Sólo necesitarás:

– Bol de tamaño mediano
– Champú
– Bicarbonato
– Agua
– Cepillo de dientes usado y/o palillo
– Toalla

¡¡Cepillos perfectos en 4 pasos!!

  1. Retirar el cabello acumulado: Comienza retirando el cabello acumulado en las cerdas del cepillo de forma manual y continúa retirando lo más cercano a la base ayudándote de un peine de púas.
    ¡¡Recuerda que el pelo no debe tirarse en el inodoro, sino en una papelera!!
  2. Sumergir en agua caliente: Llenamos el bol de agua tibia. A continuación, añadimos una cucharadita de champú y otra de bicarbonato e introducimos los cepillos durante unos 20 a 30 minutos.
    ¡OJO! Si tus cepillos son de madera o acolchados, sumerge solamente las cerdas, para no estropearlos.
  3. Utilizar un cepillo de dientes o palillo para retirar la suciedad: Friega con cuidado el cepillo entre las cerdas y en su base, así como los laterales del propio cepillo, ya que también tienen contacto con nuestro cabello y acumulan residuos. Cuando hayas acabado, enjuágalo solo con agua.
    Si el cepillo es de madera, tampoco fregaremos los lados para no deteriorarlo; y si es acolchado, evitaremos limpiar esa parte.
  4. Dejar secar: En primer lugar, quita la mayor parte de la humedad frotando con una toalla y, después, déjalo secar en una superficie seca. ¡No te peines con él hasta que no esté completamente seco!

Ahora solamente tienes que elegir los cepillos más adecuados para las necesidades de tu pelo y, siguiendo estos sencillos pasos, ¡los mantendrás siempre como el primer día!

¡Síguenos, da 'me gusta' y comparte!